Aprueban perniciosa ley, la de Asentamientos Humanos *Reduce los frentes y superficies de lotes unifamiliares *Municipios tendrán que ceder al gobierno estatal 20% de las áreas de cesión

0
3400

PLAN B

 

El miércoles 16 de mayo la XV Legislatura del Congreso de Quintana Roo aprobó la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del Estado y la Ley de Acciones Urbanísticas.

La primera ley había sido impugnada por el Colegio de biólogos de Quintana Roo, al considerarla anticonstitucional, ya que invade competencias de uso de suelo municipal o de las Áreas Naturales Protegidas.

Las leyes aprobadas fueron promovidas por el diputado con licencia, Juan Carlos Pereyra Escudero, a quien se le considera un operador de Juan de la Luz Enríquez Kanfachi, jefe de asesores del gobernador Carlos Joaquín González.

Fue en la sesión ordinaria 25 que el pleno legislativo aprobó el dictamen elaborado por las comisiones de PUntos Legislativos y Técnicas Parlamentarias, y de Desarrollo Urbano y Asuntos Metropolitanos por el que se expide la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del Estado de Quintana Roo y la Ley de Acciones Urbanísticas (que sustituye a la Ley de Fraccionamientos).

Para el Observatorio Legislativo de Quintana Roo, la aprobación de la ley fue muy parcial y únicamente beneficia a fraccionadores, ya que se contrapone con ordenamientos en materia ecológica de índole federal.

De acuerdo con el Colegio de Biólogos la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, tiene un fin recaudatorio, pues está hecha a modo para modificar cualquier medida con dinero de por medio.

También, la nueva ley violenta la autonomía de los municipios en lo referente a la regulación del parque urbano, corredores biológicos y áreas naturales protegidas, ya que el gobierno estatal pretende adjudicarse esta facultad que es exclusiva de los municipios.

Ejemplo de ello es que hay un apartado que determina que «el municipio al recibir las áreas de cesión para destinos, transmitirá a favor del Gobierno del Estado el 20 por ciento de dichas áreas con el exclusivo propósito de que la destine a la construcción de espacios y equipamientos públicos de competencia estatal».

En el dictamen final del Congreso el Estado se acordó dejar en seis metros la medida del frente para lotes unifamiliares de las categorías económica, popular y tradicional, las cuales no tendrán una superficie menor a 108 metros cuadrados y un área libre mínima del 15 por ciento.

En la anterior Ley de Fraccionamientos del Estado se establecía que los lotes de fraccionamientos habitacionales urbanos de tipo interés social y/o popular no podían tener un frente menor a 7.20 metros ni una superficie menor a 110 metros cuadrados y un área libre mínima del 20 por ciento.

Lo anterior significa que con la nueva ley se redujeron las medidas para una casa de categoría económica, popular y tradicional.

Como comparación, la Ley de Fraccionamientos del vecino estado de Yucatán establece que para la construcción de casas de fraccionamiento social, los lotes deben contar con un mínimo de siete metros de frente y 18 metros de fondo, debiendo aumentar su superficie con relación al tipo de calle al que tenga enfrente.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here