Promotores y gestores toman el toro por los cuernos, renovar el quehacer cultural *Del torvo morral, por Héctor Cobá

0
1106

PLAN B

Texto y foto  Héctor Cobá

Facebook: Héctor Cobá

Twitter: @HctorCob 

La tarea de los promotores y gestores culturales cancunenses es una ingente, pero ya decidieron tomar el toro por los cuernos con tres mesas de trabajo para lograr una línea de trabajo. Totalmente necesaria, ya que antes de las autoridades, culturales o no, sin un promotor o gestor cultural resulta imposible el fomento a la cultura. Crear un movimiento de interesados en el disfrute y apreciación del arte en sus diversas expresiones.

Debido a que la labor del promotor cultural, es el encargado de impulsar y activar las potencialidades artísticas e intelectuales de la comunidad para enriquecer la vida espiritual, la participación y las relaciones sociales de la población.

Cada uno de nuestros personajes debe involucrarse en un proyecto sociocultural realizado por ellos mismos, relacionarse y establecer un sistema de redes con todos los factores del territorio del municipio Benito Juárez, no sólo la ciudad de Cancún. Descentralizar lo poco o mucho que haya de cultura y trasladarla después de la supermanzana 77 y 91, esto permitirá desarrollar la labor, tanto en el ámbito de la escuela como en la comunidad; así como incentivar la promoción artística, conjuntamente con el facilitador de arte, los artistas y creadores, aplicando metodología en la investigación cultural.

En fin, tras tres reuniones de trabajo sobre el tema (promoción o gestión cultural), los pasados 13 y 23 de julio, así como el 6 de agosto, el 7 de agosto se leyeron los avances de lo logrado, redactado entre varios, se escuchó la voz del articulista Abraham Guerrero en el Centro Cultural de las Artes, desde Las 19 horas, a pesar de 20 minutos de fuerte lluvia. Variado fue el registro de actividades culturales que se analizaron: teatro, artes escénicas, circo, música, artes visuales y letras. Lo más requerido entre todos los lectores en la mesa informativa tras la redacción grupal, presupuesto, dinero y financiamiento. Todo lo anterior resulta imposible sin los promotores y gestores culturales, y otra figura dentro de la promoción de la cultura, el animador cultural; el promotor cobra por hacer una actividad cultural mientras el animador cultural realiza su trabajo sin emolumento alguno. Personaje realmente necesario en un municipio joven donde existe un exceso de empresarios culturales, ya sea desde instituciones oficiales con presupuesto gubernamental, entes independientes o de la iniciativa privada. Si el actor cultural sólo piensa en dinero y el futuro espectador desconoce lo qué es cultura nunca la consumirá.

Con este preámbulo se busca destacar la importancia de cada uno de los promotores o gestores culturales que se reunieron, los que trataron de hacer una evaluación de la cultura que se hace en Benito Juárez (¿o sólo la de Cancún?), quiénes se dedican a este rubro cultural. Se comentó que una de las rutas de trabajo trazadas es recuperar las tradiciones populares, (indígenas, tomar en cuenta a la comunidad extranjera: rusos, venezolanos y más). Que al parecer no se está entendiendo que ellos son parte de nuestra identidad en una ciudad o municipio cosmopolita.

Interesante también fue la mención de la necesidad de un diagnóstico cultural del municipio con investigación metodológica tomando en cuenta características del público y de las diferentes disciplinas culturales y artísticas. Es necesario generar una metodología específica y elaborar proyectos con un formato cómodo, subirlo a la red, compartirlos, leerlos. Conocer cómo se da la oferta y demanda de consumo cultural entre los habitantes locales; saber con qué recursos culturales se cuenta para sumarlos a las iniciativas impulsadas en las disciplinas artísticas, así como lograr algo bien complicado dentro de las acciones culturales, por lo general casi complicado, configurar una agenda cultural.

Asimismo, el trabajo intersectorial, desde una jefatura de departamento, una dirección, un instituto o una secretaría, un ayuntamiento o un gobierno estatal es básico.

Mucho se discutió para caminar a la profesionalización entre la promoción y gestión cultural en cuanto a la generación de públicos, la innovación de crear un tianguis cultural; algo similar a lo que se hacía hace dos décadas, instrumentado por la Unión de Vecinos y Damnificados (UVyD) 19 de septiembre, en la ciudad de México, que organizaban tianguis callejeros de cuento y poesía, así como tianguis callejeros de revistas culturales independientes, realizados en Zacatecas, Aguascalientes, Hidalgo y la ciudad de México entre otros lugares.

hectorcobacc@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here