¿Museo, megaescultura, ejemplo de modernidad y mestizaje? *Del torvo morral, por Héctor Cobá

0
512

PLAN B

Por Héctor Cobá  / Fotos: Facebook
Facebook: Héctor Cobá
Twitter: @HctorCob

Chetumal.- Visible el incumplimiento a la palabra gubernamental de fortalecer la economía del sur, en su caso, en su actividad primordial, el turismo; de la titular estatal de Turismo en Quintana Roo, Marisol Vanegas deja mucho que desear en su quehacer, todo bonito hacia el extranjero, pero en el quintanarroense estado, más hacia el sur tiene dos lunares del tamaño de Campeche, Yucatán y Quintana Roo juntos: ya pasaron los años y la megaescultura o Museo Cuna del Mestizaje no abre sus puertas al público, así como la zona arqueológica de Ichkabal, cercana a Bacalar.
Ya pasaron más de tres meses y nada que se ven preparativos para hacer del Museo Cuna del Mestizaje, que reactive el turismo en el sur, un museo con tecnología interactiva, donde se organizarán exposiciones de arte actual. Ningún indicio hay de las anunciadas fuentes bailarinas, o todo tendrá que esperar dos años más e iniciar lo anunciado a la par del acuario que será licitado en el 2020. O aún peor, el próximo sexenio.
Un trío de nombres visibles de responsables ¿o irresponsables?, sale a flote, Carlos Manuel Joaquín González, Marisol Vanegas Pérez (cuando fue jefa de un departamento de investigaciones de una universidad privada, era una encarnizada crítica de las acciones del gobierno estatal en el rubro que le interesa, el turismo) y Jacqueline Estrada, debido a que son tres líneas las básicas para lograr el mencionado producto de turismo cultural, juntos o separados: cultura y turismo, y la política, la cultura y el turismo.
Eso sí, con bombo y platillos el 7 de junio pasado se inauguró un videomapping sobre la historia del Mestizaje en México (en el cual, al parecer, no se tomó en cuenta el punto de vista de los cronistas de la ciudad de Chetumal, de Felipe Carrillo Puerto, Cozumel ni Bacalar) en la llamada megaescultura, en el Bulevar Bahía de Chetumal, de esto ya hace tres meses y seis días; sin embargo, lo que algunos turistas creyeron sería factible resultó imposible, conocer el Museo de la Cuna del Mestizaje, como señalan los letreros aledaños desde el sexenio pasado, con un mapa, a la vista de los caminantes, frente a la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), en el Bulevar Bahía.


Un turista platicó que llegó cerca de las 13 horas y el velador le comentó que desde hace tres años el lugar está cerrado, luego de más de 18 años de construcción de la megaescultura; de la mega transa, menciona un taxista; volviendo al frustrado visitante, éste vio que llegara un matrimonio de la tercera edad con intenciones de conocer el inexistente Museo de la Cuna del Mestizaje, tanto que se vio obligado a retirarse en el mismo taxi de Bacalar en el que llegó.
Quesque el espacio funcionará, ¿cuándo?, como un circuito que complemente turismo de naturaleza, aventura y cultura en el sur de Quintana Roo. Este espacio y el circuito pretenden, palabras del gobernador Carlos Joaquín, sea un moderno producto turístico con enfoque cultural.
Al parecer junto con la desidia de la (i)rresponsable del Instituto de la Cultura y la Artes de Quintana Roo Jacqueline Estrada, feliz dando vueltas en el Bule con su Mercedes Benz, quien es especialista en cancelar festivales, este 2018 ya lleva tres, como los de Mahahual, dos: Jat’s sa’ ja y Cruzando Fronteras, a todas luces es notable no habrá Festival de Cultura del Caribe, el que este sexenio perdió el apellido de Internacional.
Al final de todo la megaescultura, Museo de la Cuna del Mestizaje a los únicos que sí deja ganancias son a los que hicieron el videomapping sobre la historia del Mestizaje en México y el escultor Sebastián.
Los chetumaleños, los del sur de Quintana Roo seguirán con su eterna espera que los frutos, ofertado en el lema “Mejores oportunidades para todos”, llegue ahora con el nuevo gobernó federal, si es que les va bien, en caso contrario la jauja llegaría hasta el próximo sexenio estatal. Pobre Chetumal tan cerca de Belice y tan lejos de Cancún.

hectorcobacc@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here