¡Atentado contra el teatro chetumaleño!

0
89
José Luis Barrón

 

Segunda llamada, segunda…

Innegable que en Quintana Roo, uno de los sectores más castigados y casi olvidados por los tres niveles de gobierno a través de los años, es el artístico-cultural, pero a puro valor mexicano, con perseverancia y abriéndose paso a como diera lugar, hoy nuestra entidad cuenta con talentos de talla internacional como es el poeta Ramón Iván Suárez Caamal, creador del Himno a Quintana Roo, la excelsa cantante Astrid Hadad; destacados teatreros como Hiram Sánchez y Óscar López, fundadores del Grupo La Bambalina; la primerísima actriz Gina Saldaña, los muralistas Rodolfo Parra López y Elio Carmichael (1935-2014:QEPD).

O Tere Hadad, quien lamentablemente falleció el pasado miércoles, chetumaleña que destacó en danza al grado de pertenecer al Ballet Folclórico de la Ciudad de México, bajo la dirección de Amalia Hernández; la lista pudiera ser relativamente larga de quienes han contribuido a preservar la identidad cultural del estado a través de las diversas disciplinas artísticas, por lo que ahora aplicarles un absurdo impuesto municipal por cada evento, es una muestra fiel que aún no se valora ni se respeta el legado cultural de estas mujeres y hombres que en su mayoría, al menos en Chetumal, trabajan justamente por el aplauso y por amor al arte.

“Para recibir primero hay que dar”, reza el dicho y así se hace en Solidaridad, en donde los artistas locales fueron convocados para que ellos sean los que planteen los programas y establecer las condiciones para que su labor sea productiva y que genere ganancias para sí mismos, y en conjunto con las autoridades haya un desarrollo real para este valioso sector; son odiosas las comparaciones pero con todo respeto al gobierno de don Hernán le está faltando sentido común y creatividad, porque nadie puede dar lo que no tiene.

Y justo aquí, ante la creciente protesta de grupos artísticos, el regidor de Educación, Cultura y Deportes, Manuel Valencia Cardín, no se ha pronunciado al respecto como lo ha hecho con otros temas que incluso no son de su incumbencia en su desesperado posicionamiento mediático con miras a las elecciones de diputados el siguiente año, pero eso sí, con aires de arrogancia niega entrevistas porque para eso “tengo alguien que se encarga de mis boletines”, lo que sin duda ya le resta muchas simpatías entre el sector artístico de esta ciudad capital.

En cambio, los legisladores Alberto Vado Morales, Sonia López Cardiel, Fernando Zelaya Espinoza, José Luis González y Raymundo King de la Rosa, en diversas reuniones con representantes de entre 15 y 20 grupos teatrales han conformado ya una minuta que se presentará el próximo 4 de diciembre, cuando los artistas se reúnan con el presidente Hernán Pastrana Pastrana para invitarlo a que juntos busquen otras soluciones que no laceren la ya de por sí precaria economía del sector artístico y cultural de Chetumal y se propicien espacios y alternativas para que se promuevan los eventos artísticos locales y todos salgan ganando.

 

Desde la Bahía 

Lejos de crear las condiciones para su mejor desarrollo, el “Gobierno de la esperanza” condena a los representantes de las artes escénicas a desaparecer del municipio capitalino con gravámenes totalmente fuera de lugar, por lo que con un comunicado y una conferencia de prensa el sector inicia una serie de acciones en contra de esta disposición

 

Los impuestos

_ Cobro fijo del 8% sobre el total de las localidades disponibles en los espacios teatrales.

_ Cobro del 30% sobre el total del boletaje vendido por espectáculos.

_ Cuotas diarias de hasta mil 773 pesos a los restaurantes que ofrezcan música en vivo en sus negocios.

 

Ante confusa e incongruente Ley de Hacienda municipal…

¡Frente común!

 

Ante la absurda pretensión de aplicar impuestos totalmente fuera de todo sentido común, más aún cuando el Ayuntamiento no ha tenido la capacidad de crear las condiciones y espacios para que toda actividad artística se desarrolle plenamente y de esta manera obtenga ganancias reales, grupos de artes escénicas, así como promotores de diversas disciplinas y legisladores locales están conformando un frente común para rechazar esta medida.

En ese sentido, representantes de diversos grupos de actrices y actores han solicitado a través de un comunicado y una conferencia de prensa la modificación del artículo 34 de la  Ley de Hacienda del municipio de Othón P. Blanco, el cual establece cuotas del 8 por ciento sobre el total de localidades disponibles al considerar que hace inviable la presentación de espectáculos artísticos de bajo costo a la ciudadanía y condena a la extinción de comunidad artística y de teatreros de la capital del estado.

Por lo que argumentaron desde El Teatro “El Juglar” que esta iniciativa se contrapone claramente a la Ley de Cultura de Quintana Roo, que en su Artículo Primero, establece el acceso a la cultura como un derecho social y reconoce la obligación de la autoridad estatal de crear espacios de libertad, crítica y autocrítica del pluralismo cultural.

En el artículo tercero, precisa que es obligación del estado “generar acciones y promover políticas de estímulos fiscales a todas las iniciativas de rescate, preservación y promoción de nuestro patrimonio histórico, cultural y artístico que lleven a cabo las asociaciones, patronatos y fundaciones, crear incentivos fiscales a los creadores, no imponer nuevos impuestos a la cultura”.

Y aunque desde el Ayuntamiento les han dicho que esta disposición no se aplicará a artistas locales, éstos piden también que quede asentado y muy claro en la iniciativa la cual está totalmente confusa y no los exime del gravamen; asimismo anunciaron que el próximo 4 de diciembre se reunirán con diputados locales y el 5, con el presidente municipal de Othón P. Blanco, para manifestar su inconformidad.

 

Medida desalentadora

En un comunicado en las redes sociales, el diputado de la XV Legislatura, Fernando Levín Zelaya Espinoza, respalda la propuesta de modificar la iniciativa de Ley de Hacienda Municipal, porque lacera la economía e inhibe la realización de eventos culturales, deportivos, sociales y de convivencia familiar.

“No es con nuevos impuestos, sino con incentivos a empresarios y emprendedores de todos los giros, incluyendo a quienes se dedican a la cultura, como se alentará la economía del municipio capitalino”, sentenció.

 

Por amor al arte

Por su parte, el director general de Grupo Sakura y promotor juvenil de este arte japonés en la capital del estado Miguel Rosas Correa explicó que para hacer atractivo un evento de la magnitud del Sakura Fest 2018 en el Salón Bellavista para este domingo 2 de diciembre ha sido necesario traer dibujantes reconocidos, actores de doblaje de series televisivas, conferencistas, concursos, etcétera y todo ello conlleva una inversión bastante considerable.

En ese sentido detalló que el costo de la entrada por persona es de 90 pesos y de ahí un 50 por ciento porcentaje se va en el pago de las celebridades y de un 35 a un 40 por ciento se va en gastos de organización y permisos, “y lo que nos viene quedando (que sería ese 8 por ciento), si queda algo, es para reinvertir en próximos eventos”, por lo que aseguró: “básicamente trabajamos por amor al arte y a veces del aplauso porque hasta eso, también se nos ha negado en ocasiones”.

 

* Se publica con la autorización del autor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here