Senador quintanarroense propone garantizar mayor inversión para ciencia, tecnología e innovación

0
57
Redacción

 

Con el fin de que México sea más competitivo ante el mundo y gane mayor independencia para su crecimiento y desarrollo económico, el senador José Luis Pech Várguez presentó ante el pleno del Senado de la Republica, la Iniciativa con Proyecto de Decreto para la Reforma del Artículo Tercero, Fracción V de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, con el que se impulsa la inversión pública y privada para el desarrollo científico y tecnológico, mediante el otorgamiento de un presupuesto progresivo e irreductible para Ciencia, Tecnología e Innovación.

La iniciativa que presentó en la tribuna del Senado de la Republica el legislador quintanarroense, es una propuesta que elaboró en conjunto con el senador Gilberto Herrera Ruíz, quien pidió licencia para asumir el cargo de coordinador estatal de Programas de Desarrollo de Querétaro, y fue apoyada en el pleno por la fracción parlamentaria de Morena.

El senador y secretario de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado Pech Várguez explicó que México es un país con una gran dependencia tecnológica, lo que representa una enorme desventaja, al grado que lo único que ofrece en la actualidad como capacidad para competir en el exterior, se basa en la mano de obra barata y el uso mayoritario de patentes o diseños industriales de otros países.

“Para que un país logre soberanía económica, requiere producir conocimiento y tecnologías capaces de transformarse en bienes o servicios de valor que generan actividad económica. Existe un círculo virtuoso entre conocimiento, innovación, productos de valor y soberanía económica”, puntualizó.

Agregó que “somos un país con una gran dependencia tecnológica. Y la inversión que realizan, el sector público y privado, en Ciencia y Tecnología apenas alcanzaba, en 2015, el 0.50 por ciento del PIB contra el 1.6 de Canadá y el 2.8 por ciento de Estados Unidos. Por no hablar de Japón, Corea e Israel que invierten 3.5, 4.20 y 4.29 por ciento, respectivamente”.

“Actualmente en México, de la inversión total en Ciencia, Tecnología e Innovación, el gobierno aporta el 78 por ciento, mientras que la inversión privada, externa y académica apenas alcanza el 22 por ciento”, cifras que también contrastan con lo que ocurre en los países más desarrollados tecnológicamente, que tienen esa relación de manera inversa, como son los casos de  Canadá y Estados Unidos, donde la inversión del sector privado, externo y académico, representan el 65.4 y el 76%, respectivamente; en tanto que en Japón, Corea del Sur e Israel, este mismo sector invierte aproximadamente el 80 por ciento, y deja al sector público una inversión promedio de sólo 20 por ciento, explicó Pech Várguez.

Indicó que el “poder público debe actuar en doble sentido: incentivando la inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación, tanto desde la perspectiva pública como la privada, en el marco de una economía de mercado. Es necesario desarrollar y consolidar políticas públicas que armonicen los esfuerzos del Estado, la sociedad, los centros de investigación, las universidades y las empresas”.

La inversión en estas áreas, “no debe ser una actividad residual, sino el elemento que dinamice la inversión, favoreciendo la confianza y vinculación de las empresas mexicanas en sus instituciones de investigación pura o aplicada”, agregó.

Esta es la razón, mencionó, por la que “consideramos necesario modificar la Fracción V del Artículo Tercero de nuestra Constitución Política, propiciando que el Estado Mexicano establezca las bases necesarias para que el monto destinado por sector público y privado al desarrollo científico, tecnológico y a la innovación sea progresivo e irreductible. De esta manera, se busca materializar un entorno científico de calidad, la independencia científica y tecnológica y sentar las bases de un desarrollo económico y social sostenible”.

 

La propuesta de Proyecto de Decreto es la siguiente:

 

PROYECTO DE DECRETO

 

ARTÍCULO PRIMERO. – Se reforma la fracción V del artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos-

 

Artículo 3.- Toda persona tiene derecho a recibir educación (…)

V.- Además de impartir la educación preescolar, primaria, secundaria y media superior, señaladas en el primer párrafo, el Estado promoverá y atenderá todos los tipos y modalidades educativos -incluyendo la educación inicial y a la educación superior- necesarios para el desarrollo de la nación, apoyará la investigación científica y tecnológica, y alentará el fortalecimiento y difusión de nuestra cultura. Asimismo, el Estado establecerá las bases para la inversión del sector público y privado en el desarrollo científico y tecnológico, a fin de garantizar el desarrollo social y económico sostenido, otorgando un presupuesto progresivo e irreductible para Ciencia, Tecnología e Innovación.

 

TRANSITORIOS

 

PRIMERO. El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

 

SEGUNDO. Se derogan todas las disposiciones que se opongan a las reformas establecidas en el presente Decreto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here