Lectura de libros, tan lejos de los niños y jóvenes, tan cerca de la piedra o la marihuana *Del torvo morral, por Héctor Cobá

0
232
Por Héctor Cobá / Fotos: Héctor Cobá / Facebook: Héctor Cobá / Twitter: @HctorCob

 

Algunos mecanismos de participación social para la planeación democrática le fallaron a María Elena Hermelinda Lezama Espinosa (además de la planeación, la planeación democrática, le falla la congruencia verbal, equidad social, eficacia administrativa y política), negándose a ser congruente con el apellido materno, en la consulta ciudadana convocada con el fin de integrar y fortalecer el Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021 del municipio de Benito Juárez.

Las pruebas, un día antes del foro, el 6 de noviembre del 2018, apenas  a las 16 horas del día anterior se citaba a una escritora para que aporte su punto de vista cuando a otros invitados se los había convocado con cuatro o cinco días de anticipación; si el foro fue una de las acciones culturales para la recomposición del tejido social cancunense y benitojuarense, en el eje de desarrollo 1, referente a la seguridad ciudadana, se quedó a deber, sólo hubo tres personas cercanas al quehacer cultural y otros tres empresarios culturales, que tasan la cultura como si fuera turismo, ¡cuando en Cancún y Benito Juárez lo que urge a la cultura es financiamiento, financiamiento y financiamiento!

Una falta de respeto a la cultura fue la tardanza en el inicio, una hora después programada para cuando llegara la munícipe: Lezama, cosa que nunca pasó. Otra fue que los dedicados a la cultura no fueron tomados en cuenta para moderar, si no que pusieron a una gente de deporte en lugar que sea al revés para que aprendan a redactar. Más claro que el agua fue el reclamo de un grupo que solicitó el apoyo de una patrulla, ¡sí, una patrulla policiaca! “Este gobierno”, el de María Elena Hermelinda, “mencionó el apoyo al arte y la cultura y jóvenes pero es una simulación”. Reclamaron 70 jóvenes que harían una rodada juvenil del auditorio Jacinto Canek al edificio conocido como CREA, en el kilómetro 1.5 de la zona hotelera de Cancún.

Tras el preámbulo, entramos en materia. No es necesario un estudio académico ni estadístico, que los hay, para averiguar la carencia de lectores entre la niñez y la juventud cancunense, la falta de lectores de libros afuera del ámbito de estudio, cuando vemos más antenas de Dish para ver televisión por cable, vemos más celulares Smartphone y más cantinas y bares que librerías en la ciudad cancunense.

Tirajes de libros de 300 ejemplares, de 500, exageradamente se puede hablar del mínimo exagerado, ¡mil ejemplares impresos de un libro! La realidad en la población abruma para esta mesa del eje 1: Seguridad Ciudadana, en las acciones del tema 4 para la recomposición del tejido social, en este caso, las culturales.

Gran problema es ver a los chavos fumar piedra o marihuana, antes de su partidito de futbolito o de basquetbol aquí debajo de este domo de la supermanzana 247, en Villas Otoch 1. Un testigo de tales hechos asevera: “¡Lo he visto!, he sido testigo silencioso del acto. El que las policías no ven al considerar que aquí es un espacio deportivo y recreativo”.

Hay soluciones, claro que las hay, lamentablemente no vienen de las autoridades, menos de las de cultura, de educación o del deporte. Los egos mandan para cuidar sus intereses políticos, de su padrino o protector político.

Seguro el espacio donde están aún los libros de la sala de lectura al aire libre en el parque aledaño al de Las Palapas, abandonado desde el final de la administración municipal 2011-2013. Indiferente la población pasa sin ver los libros que van perdiendo su color debido a los rayos solares o las lluvias; abandono del que no se han dado cuenta los anteriores presidentes municipales Paul Carrillo y Remberto Estrada. Bueno sus irresponsables directores del Instituto Municipal de Cultura y las Artes de Benito Juárez (Imcabj).

 

Valor de la sociedad civil  

Hay tres casos donde la sociedad civil, la comunidad al margen de las autoridades han creado y crean salas de lectura, de acuerdo al requerimiento del rumbo o supermanzana. Son tres casos de importancia que realizan lo que no hace la autoridad cultural o educativa, los que permiten que la cultura esté centralizada y no salga del rectángulo o cuadro urbano que va desde la avenida Tulum hasta la Nichupté, de la Nichupté hasta la avenida Industrial, de la avenida Industrial hasta la López Portillo.

Tres salas de lectura, lugares donde se fomenta el amor por la lectura de libros, producto de amorosos que nada quieren con la autoridad que sólo llega para la foto. Trío en los fraccionamientos Paraíso Maya, Azul Bonampak y en la avenida Nichupté. Espacios fuera de los centralizados Casa de la Cultura de Cancún, planetario de Cancún, el teatro “8 de Octubre” y el centro cultural de la cultura y las artes.

Una solución ciudadana es la que llevan paso por paso el grupo de gestores culturales en Paraíso Maya, los que son asesorados por especialistas para el fomento a la lectura, que analizan con los vecinos, con la comunidad, que ésta marque el camino a seguir, de acuerdo a las necesidades locales de lectura.

Callados llevan ya un avance iniciado hace 10 meses, tomando decisiones de manera horizontal con los vecinos que viven allá en esa periferia aludida, la orilla de la ciudad, Paraíso Maya, los que han recibido en donación más enciclopedias por un lado y en otro, libros de filosofía, novelas, alguna que otra; de educación y formación humanista; así como algunos cuentos infantiles también en días recientes recibieron más de una centena de textos sobre teatro

 

Correcciones

Elegir la horizontalidad en lugar de la imposición y la antidemocracia es el camino a seguir, es una conclusión de quien lee, a partir de la revisión de la investigación El Programa Escuelas de Calidad en secundarias del municipio de Benito Juárez. Diagnóstico de la participación de los padres y madres de familia, publicado por la Universidad del Caribe (Unicaribe) en el año 2010.

Los resultados obtenidos no son muy alentadores, como los padres encuestados desconocen la información de cómo participar, reciben sólo una información general. Por eso la respuesta es lógica, cito: “…la participación de los padres y madres de familia todavía  no se realiza en las escuelas desde una perspectiva de la participación social y de un modelo de gestión horizontal; el esquema de participación se ubica en un modelo vertical, en donde, con frecuencia, las decisiones y el manejo de la información sigue siendo privilegio de los directivos…”, señalan las profesoras investigadores de la Unicaribe Gloria Elizabeth García Hernández, Graciela Vázquez Flores y Sabrina Ivonne Rodríguez Ogaz en la investigación citada.    

Si el modelo utilizado de las referidas salas de lectura para el fomento del aprecio y valor de los libros, en un esquema horizontal debe ser imitado por las autoridades culturales y educativas, con el fin de romper el modelo vertical de autoridad que se refleja en el municipio, en Quintana Roo, en el Congreso del Estado con el ignaro presidente de la Comisión de Cultura Alberto Vado Morales, así como los ilustres desconocidos impuestos por la autoridad municipal en turno.

Ojalá sirvan estas líneas para que las lean las autoridades con un nuevo pensamiento, que sí tomen en cuenta el parecer a la comunidad consumidora de cultura para ofertar productos culturales y no imponer criterios absurdos y cercanos al consumismo ordenados por los canales de televisión abiertos o de paga, a miles de kilómetros de distancia del rubro cultural.

Claro si así se desea como una de las acciones culturales para la recomposición del tejido social cancunense y benitojuarense, en el eje de desarrollo 1, referente a la seguridad ciudadana en esta consulta ciudadana convocada con la finalidad de integrar y fortalecer el Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021 del municipio de Benito Juárez, de acuerdo con algunos mecanismos de participación social para la planeación democrática.

 

hectorcobacc@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here